¡Viajemos juntas hacia el encuentro de tu esencia!

Vuelve a conectar contigo misma, vuelve a sentirte conectada con lo que te rodea

¡Namaste!

Soy Eva Aranda

Te acompaño en todas las etapas de tu vida, en su ciclicidad, trabajando tus heridas tanto físicas como emocionales.

Mi objetivo es enseñarte a cómo crear y mantener el equilibrio entre cuerpo y mente mediante consultas y terapias Ayurvédicas auténticas, fieles a los conocimientos y enseñanzas adquiridos en India, Sanación energética y Saberes femeninos ancestrales.

¡Namaste!

Soy Eva Aranda

Te acompaño en todas las etapas de tu vida, en su ciclicidad, trabajando tus heridas tanto físicas como emocionales.

Mi objetivo es enseñarte a cómo crear y mantener el equilibrio entre cuerpo y mente mediante consultas y terapias Ayurvédicas auténticas, fieles a los conocimientos y enseñanzas adquiridos en India, Sanación energética y Saberes femeninos ancestrales.

Siempre dedicada al cuidado y el bienestar

Comencé mi andadura en el año 2001 y actualmente me dedico en exclusiva a la Medicina Ayurveda. Durante mucho tiempo he trabajado como Osteópata y Terapeuta Holística, hasta que algo se despertó en mí y comprendí que mi camino estaba en India y su sabiduría.

He tenido la suerte de formarme con grandes Doctores y Doctoras de todo el mundo, entre ellos el Dr. Vasant Lad, el Dr. Asghar y la Dra. Pooja Gangwar con la que colaboro y me sigo formando de forma continuada en Ayurveda y Marmaterapia, así como en Ayurveda para la Mujer. También soy profesora de Yoga, diplomada por A.E.P.Y

Ahora me encuentro inmersa en el camino de la Activación del útero para poder acompañaros de una manera integrativa, la Danza Ritual Sagrada  y las Diosas Tántricas así como el camino de la Mujer Medicina.

Además, han aparecido en estos nuevos tiempos otros sistemas sanadores como el Reiki Kundalini o el Reiki Lunar de los cuales soy Maestra.

Una mirada interna hacía mi y por qué India es tan importante

En 2005 tuve un gran shock emocional que comenzó a desequilibrarme fuertemente y eso me hizo enfermar, despertaron varias dolencias autoinmunes como una celiaquía y una artritis, no tenía energía, el cansancio continuo se instaló en mi.

Evidentemente con la primera, la dieta sin gluten era la única opción pero el pilar base de mi buena salud era el autocuidado, observando mi cuerpo, mimándolo y dándome cuenta que lo más importante de mi vida era yo y que, si yo no estaba bien, no podía ayudar a los demás. Y eso englobaba cuerpo y mente, ahí es donde comencé también con la práctica de yoga y meditación.

Encontré una ciencia llena de lógica, personalizada y amorosa con todos lo seres, donde la mirada interna está tan presente que eres capaz de sentir lo que necesitas cada día y en cada momento.

¿Cómo cambió mi vida viajar a India?

Para mí es mi segunda casa, un lugar al que volver siempre, allí todo se ordena…¿Parece mentira verdad? Un país lleno de caos, de ruido y de gente por todas partes.

En mi primer viaje a Kerala se despertó un sentimiento de amor profundo, una llamita en mi alma y una necesidad de compartir lo que siento por ese país, sus gentes y su cultura. India es la madre de todos y todas. Se dice que la odias o la amas…yo allí me siento plena.  Un trocito de tu alma se queda allí para siempre, en el segundo viaje al Norte sentí lo mismo.

Todos estos años he ido transitando hacia lo que soy ahora, y hace un tiempo sentí mi llamada hacia el Sagrado Femenino, cuidar a las mujeres en su totalidad, porque seguro que yo también lo necesito.

Años más tarde, tras un problema ginecológico en el que la única solución era quitar mi útero (según una ginecóloga bastante exagerada)  decidí apostar por otros senderos consiguiendo grandes resultados sin pasar por quirófano, acercándome cada vez más a la Ginecología Ayurveda, la MTC y la Sabiduría ancestral femenina.

Si nosotras estamos bien, el mundo danza en armonía. Ahora, me encuentro inmersa en el cuidado de todas las mujeres que quieran acompañarme, en la  conexión con las Diosas y en reconocer mi propia energía femenina, «saboteada» por la masculina algunos años donde me he dedicado más a hacer que a ser.

¿Me acompañas y creamos una tribu?

Namaste.

Una mirada interna hacía mi y por qué India es tan importante

En 2005 tuve un gran shock emocional que comenzó a desequilibrarme fuertemente y eso me hizo enfermar, despertaron varias dolencias autoinmunes como una celiaquía y una artritis, no tenía energía, el cansancio continuo se instaló en mi.

Evidentemente con la primera, la dieta sin gluten era la única opción pero el pilar base de mi buena salud era el autocuidado, observando mi cuerpo, mimándolo y dándome cuenta que lo más importante de mi vida era yo y que, si yo no estaba bien, no podía ayudar a los demás. Y eso englobaba cuerpo y mente, ahí es donde comencé también con la práctica de yoga y meditación.

Encontré una ciencia llena de lógica, personalizada y amorosa con todos lo seres, donde la mirada interna está tan presente que eres capaz de sentir lo que necesitas cada día y en cada momento.

¿Cómo cambió mi vida viajar a India?

Para mí es mi segunda casa, un lugar al que volver siempre, allí todo se ordena…¿Parece mentira verdad? Un país lleno de caos, de ruido y de gente por todas partes.

En mi primer viaje a Kerala se despertó un sentimiento de amor profundo, una llamita en mi alma y una necesidad de compartir lo que siento por ese país, sus gentes y su cultura. India es la madre de todos y todas. Se dice que la odias o la amas…yo allí me siento plena.  Un trocito de tu alma se queda allí para siempre, en el segundo viaje al Norte sentí lo mismo.

Todos estos años he ido transitando hacia lo que soy ahora, y hace un tiempo sentí mi llamada hacia el Sagrado Femenino, cuidar a las mujeres en su totalidad, porque seguro que yo también lo necesito.

Años más tarde, tras un problema ginecológico en el que la única solución era quitar mi útero (según una ginecóloga bastante exagerada)  decidí apostar por otros senderos consiguiendo grandes resultados sin pasar por quirófano, acercándome cada vez más a la Ginecología Ayurveda, la MTC y la Sabiduría ancestral femenina.

Si nosotras estamos bien, el mundo danza en armonía. Ahora, me encuentro inmersa en el cuidado de todas las mujeres que quieran acompañarme, en la  conexión con las Diosas y en reconocer mi propia energía femenina, «saboteada» por la masculina algunos años donde me he dedicado más a hacer que a ser.

¿Me acompañas y creamos una tribu?

Namaste.

¡Empodérate de tu bienestar!

Conéctate contigo misma 

Mujeres acompañadas opinan

Ayurveda en estado puro!! Un sitio donde me ayudaron a encontrarme a mi misma y encontré personas con un alma maravillosa!!
Patricia N. P.
Mi nombre es Cinta, desde 2018 acudo al Centro para recibir tratamientos y terapias Ayurveda, de lo cual estoy súper contenta, ya que os resultados han sido muy satisfactorios, y me han ayudado mucho. El Centro es acogedor, muy bonita su decoración, y la limpieza es inmejorable. A Eva como Terapeuta es muy muy PROFESIONAL y como persona es todo AMOR, le doy las gracias por cruzarse en mi camino. Mira si estoy contenta, que la he recomendado a algunas amigas y están muy contentas con ella y con los resultados que han conseguido Así qué un 10 a EVA y a su CENTRO
Cinta F.
Eva es una persona muy agradable, y encantadora. He empezado una terapia Ayurveda hace una semana y estoy muy agradecida.
Marie laure S.
Muchas gracias por todos los tratamientos que nos ofreces. Este año el tratamiento Udvartana anticelulítico y un poquito de cuidado en mi la alimentación me ha hecho perder volumen, peso y me ha llenado de energía. Ayurveda no es sólo belleza, es sanación. Mucha suerte en este proyecto. ¡Y nos veremos pronto!
Eva A.

HORARIO de consulta

DÓNDE ESTOY